martes, 27 de junio de 2017

Aurrerapauso baikorra Kolonbian
Gaurko armagabetzearen azken ekimenarekin Kolonbiako Indar Armatu Iraultzaileek (FARC) 50 urteko jarduera bortitzari amaiera emango diote, alderdi politiko bihurtzeko bidean. Ezin da ahaztu hauen jarduerak 300.000 hildako eta sei milioi desplazatu eragin dituela, baina baikortasunez hartu beharreko egoera bizitzen ari garela onartu behar da.
Apirilean Hegoamerikako herrialde horretan izan nintzen eta hango gizartearen zatiketa nabaritu nuen, bake prozesuari babesa emateko urrian egin zen galdeketan islatu zen zatiketa: Santos Errepublikako presidenteak bakerako bidean doan Kolonbia berriaren adierazle ikusten du FARCen aurrerapauso hau, baina Uribe presidente ohiarentzat ez da nahikoa, eta prozesuaren aurka agertu da. Bi politikari hauen arteko norgehiagoka klabe garrantzitsua da gizartearen zatiketa honetan eta eragina izango du 2018an izango diren hauteskundeetan; baita bake prozesu ahul honek izango duen etorkizunean.
Gure ikuspuntutik, ezinbestekoa da Kolonbiako eta Euskal Herriko indarkeriaren amaiera prozesuak konparatzea; onartuta bakoitzak ezaugarri propioak dituela, badituzte elementu komunak ere. Horren adierazgarri nabaria da Alvaro Uribek berak egoera bien aurrean Rajoyk jokabide kontraesankorra izaten ari dela jakinarazi zidala: zorrotza eta entzungorra Estatu espainiarrari dagokionean; malgua eta ulerkorra bere herrialdetik urrun ematen denean.
Hemen ere bortizkeria eta hildakoak sufritu genituen, eta hori ez dugu ahaztu behar, baina ea Kolonbiarako dugun baikortasun hori gure lurraldera ere zabaltzen den.

sábado, 24 de junio de 2017



La caleidoscópica plurinacionalidad de Sánchez
Alberto Schommer fue uno de los fotógrafos que mejor supo plasmar en sus obras los diferentes aspectos de la vida, de las ciudades, del día a día… Si aún siguiera entre nosotros, me gustaría que hiciera un retrato del Pedro Sánchez envuelto en una gran bandera española –única, grande y libre–, tal y como se presentó como candidato a La Moncloa en junio de 2015.
En estos dos años transcurridos, hemos podido ver diferentes Partidos Socialistas y asistir a distintos debates internos y externos en los que, ciertamente, ni me corresponde ni voy a entrar. Lo que sí diré es que Schommer, para quien la fotografía era el auténtico testimonio del tiempo, haría hoy una foto de Pedro Sánchez en base a lo escuchado en los últimos días sobre el concepto de nación que no cuadraría del todo bien con aquella inmensa bandera española con la que quiso retratarse hace solo dos años. A día de hoy, como si de un caleidoscopio se tratase, aquella única enseña rojigualda que cubría su figura habría mutado en un mosaico de banderas autonómicas, más o menos visibles, dependiendo del ángulo desde el que se observasen los espejos que crean los efectos visuales.
Mi retina también guarda otras imágenes. La más viva, la del debate a tres de los candidatos a la secretaría general del Partido Socialista, cuando Patxi López preguntó a Pedro Sánchez si sabía lo que era una nación. La respuesta elusiva del madrileño y la pedagógica explicación posterior del vizcaíno evidenciaron las dudas de éste sobre el nivel de conocimiento de aquél.
También yo albergo serias dudas sobre la claridad de los planteamientos del nuevo Secretario General en relación a la organización territorial del Estado. En cualquier caso, el hecho de que el PSOE debata esta cuestión es algo que me agrada. Prefiero ver a Pedro Sánchez envuelto en una bandera plural que en un pendón singular, pero también es cierto que la larga historia de titubeos y vaivenes del socialismo español en relación a este tema me genera serias dudas sobre los fundamentos de su nueva propuesta.
Hemos conocido a un PSOE defensor del Derecho de Autodeterminación de los Pueblos y, al poco tiempo, dar marcha atrás para convertirse en valedor de la Ley Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico. Este viaje, en menos de un lustro, de la Autodeterminación a la LOAPA es una clave que no debemos olvidar quienes entendemos el Estado de una manera plural porque, en realidad, el alma socialista y el alma centrista lograron un acuerdo para aprobar una Ley de “Armonización” cuya filosofía era situarse por encima de los Estatutos de autonomía, que son Leyes orgánicas. Acordaron lo que vino a denominarse “café para todos”, exactamente el mismo que pretenden mantener y repartir hoy contra viento y marea.
Contemplo el ‘caleidoscopio Sánchez’ y espero que el Secretario General socialista haya llegado a la conclusión de que ni es posible ni soluciona ningún problema el mutilar los hechos diferenciales de comunidades que se consideran naciones a base de repartir competencias incluso entre quienes no las quieren, que es la gran lección que nos dejó la LOAPA. Es importante recordar que, a día de hoy, determinadas Comunidades Autónomas preferirían devolver competencias al Gobierno Central, algo inimaginable en el caso catalán y, desde luego, impensable también en el vasco.
Euskadi cuenta con un reconocimiento como Pueblo en su propio Estatuto de Autonomía, y probablemente conformemos el ámbito territorial que mejor se identifica con el concepto de “Nación sin Estado” de toda la Unión Europea. Es necesario reconocer que el concepto de Nación-Estado, surgido en el siglo XIX, está sufriendo una transformación importante, al igual que los conceptos de soberanía y de identidad. Hasta finales del siglo XX, la soberanía era uno de los elementos críticos a la hora de definir el Estado. Hoy, dentro del ámbito de la Unión Europea, no hay Estado que no haya perdido importantes cuotas de poder en favor del colectivo, en este caso de la UE. Hoy en día vivimos en sociedades que, en el marco de la Unión, asumen plenamente una realidad de cosoberanía o de soberanía compartida.
Pedro Sánchez recuerda que el concepto de nacionalidad está reconocido por la Constitución y acepta la idea de nación cultural. Ahora bien, supondría engañarse a sí mismo tratar de negar el carácter político de la Euskadi actual. Una Comunidad con un Autogobierno asentado y bien valorado, con un desarrollo social de gran calado, con la fuerza de un instrumento como el Concierto Económico o con la capacidad de diseñar y ejecutar políticas propias no va a desistir en el camino de lograr el reconocimiento de su carácter nacional.
Tengo que reconocer que me gusta la nueva música que escucho al Secretario General socialista, pero confío en que se entienda mi prudencia. Además de la música, hay mucha letra que componer todavía. Así, el PSOE puede y debe demostrar con hechos su nueva melodía. ¿Cómo? Por ejemplo, contribuyendo a dar cumplimiento pleno a una Ley orgánica como es el Estatuto de Gernika. Porque hasta la fecha la partitura que interpretan PSOE y PP ha sido siempre la misma: el silencio del incumplimiento sistemático de las competencias pendientes.
El ‘nuevo PSOE’ de Pedro Sánchez va a tener que decantarse y, sobre todo, pasar de las palabras a los hechos. Y si su Secretario General aspira a que la letra empaste bien con la música, deberá desandar el camino del Partido que fue capaz de aprobar la LOAPA o de alardear con el cepillado del Estatut de Catalunya. Espero que los hechos demuestren que el cambio es sincero, real y de calado. Y que la anunciada propuesta de modificación de la Constitución en clave federal se oriente con claridad hacia la asunción de una evidencia: el reconocimiento de la realidad plurinacional del Estado y de las realidades nacionales de Catalunya y Euskadi.

Mi artículo de opinión, hoy, en http://www.diariovasco.com/


viernes, 9 de junio de 2017


Zeharbide irristakorrak
Ez, zerga amnistia ez dute legez kanpokoa deklaratu euren ondasunak legez kanpo ezkutatuta izan dituztenei Espainiako Gobernuak beste guztiok bete behar ditugun baldintzak baino askoz hobeagotan legeztatzeko aukera eman dielako, ez.
Ez, arazoa ez da izan Montorok bereizketak egin dituela herritar guztiok ditugun eskubide eta betebehar berdinetan, ez; gainera, Ogasunari, guztioi, iruzur egiten aritu direnen mesedetan.
Ez, ez da zigortu Estatuak bere betebeharrei muzin egin izana, ez. Hain zuzen ere, herritarrek gastu publikoari egin beharreko ekarpena baldintza berdinetan egingo dela bermatzeko ardurari.
Gaizki dagoena bidegabekeri horiek guztiak egin ahal izateko modua izan da, Auzitegi Konstituzionalaren arabera. Forma akatsa deritzona.
Ogasun Ministroak ahalbidetutako amnistia fiskala bertan behera uzteko arrazoi bakarra, Espainiako Gobernuak horretarako Lege Dekretua erabili izana da. Formula desegokia omen da Konstituzioaren Lehen Tituluko oinarrizko eskubideei eragiten dieten gaietan, eta gastu publikoen sostengua horien artean dago. Hau da, nagusikeri horiek guztiak egiteko Lege Proiektua bideratu eta onartzea lortu izan balu, popularren ekimena lehengo besteko bidegabea izango zatekeen, baina legala.
Guzti hau jakinik, ez naiz oso lasai geratzen, izan ere gehiengo osoa izango lukeen alderdi politiko batek ez zukeelako inolako arazorik izango, berak bakarrik, amnistia fiskal hau aurrera ateratzeko. Alderdi Popularrak hamargarren legealdian izan zuen aukera hori modu legalean egiteko, zeharbide hori hartu izan ez balu. Baina, esaera zaharrak dioenez, zeharbideak irristakorrak izaten dira, eta oraingoan Montoro hankaz gora erori da.
Dena dela, egoera honek Gobernu baten jokabidea azaleratzen du: Ogasuneko tekniko eta alderdi politiko eta sindikatu guztien kontra ez ezik, justizia eta logika guztiaren kontra, gehiengo osoaz puztuta, formei, itxurei ere erreparatu gabe demokrazia nahierara erabili nahi izan duen Gobernuaren jokabide zapaltzailea.

lunes, 5 de junio de 2017


Seis días, 50 años; ¿Hasta cuándo?
“Mientras unos y otros se acusan de haber lanzado la primera piedra, Oriente Medio se desangra, los muros crecen y todos aquellos que pueden emigran… Oriente Medio se parte en pedazos cada vez más pequeños”. Este es un extracto del libro ‘Oriente Medio, Oriente Roto’, publicado estos días por Mikel Ayestaran, corresponsal en ese territorio desde 2005.
Israelíes y palestinos conmemoran estos días un 50 aniversario con dos visiones muy distintas. Hoy, 5 de junio, se cumple medio siglo del inicio de la Guerra árabe-israelí de los Seis Días. La victoria hebrea en este conflicto se tradujo en un triunfalismo desmedido en el que se fueron perdiendo las oportunidades de resolver el conflicto y dejó una herida permanente que derivó en nuevos enfrentamientos; unos enfrentamientos que a día de hoy aún continúan lastrando la vida de muchas personas, imposibilitando dar con una solución que termine con un conflicto tan prolongado.
El éxito militar significó para los israelíes el sobrepaso de los acuerdos hasta entonces obtenidos; los objetivos territoriales del sionismo se ampliaron, logrando, entre otras cosas, la anexión de Jerusalén Este, que antes se encontraba bajo el control de Jordania, y consumando la unificación de su capital eterna. Para añadir una mayor complicación al eterno conflicto, en Jerusalén se encuentran tres espacios religiosos: el Santo Sepulcro, la Explanada de las Mezquitas y el Muro de las Lamentaciones.
Pero, para los palestinos, este aniversario no es más que el recordatorio de la ocupación de sus tierras, la ‘Naksa’, como ellos la conocen, significó la huida de casi medio millón de ciudadanos que buscaron cobijo en Jordania, Siria y Egipto para convertirse en refugiados durante generaciones. Hoy es mucho mayor el número de refugiados; probablemente la mayor parte de ellos nunca puedan volver a sus hogares, porque Israel, no sólo hizo suya toda Jerusalén, sino que también se anexionó la península del Sinaí, Cisjordania y los Altos del Golán, además de la franja de Gaza.
Es difícil tener un relato único y no impregnar de una perspectiva personal cualquier análisis del trágico conflicto entre israelíes y palestinos. Coincidiendo con el inicio del Ramadán, finalizaba una huelga de hambre que se prolongó durante 40 días y en la que habían participado cerca de 1.600 presos palestinos. La protesta, encabezada por Barghuti, el líder más popular de Al Fatah y rival de Abu Mazen, y con la que pretendían denunciar internacionalmente la falta de garantías y de respeto de los estándares internacionales en materia de detenciones, alertó a responsables de Naciones Unidas así como de la Unión Europea, que hicieron un preocupado llamamiento a Israel e instaron al respeto de los principios de derecho internacional. Nuevamente el derecho a una existencia de soberanía, pero sobre todo, una vida de dignidad, se confrontaba a lo que desde el otro lado se ve como las consecuencias ineludibles de las supuestas amenazas a sus consabidas condiciones de seguridad. Por fin se consiguió que el gobierno israelí se aviniera a negociar, logrando superar la amenaza de abrir un nuevo conflicto que tuviese una serie de consecuencias impredecibles.
Y en un contexto de continua tensión, ¿es posible la reactivación de las conversaciones de paz? ¿Es posible abrir nuevamente el diálogo entre las comunidades árabe-israelíes? Algunas señales indican que existe todavía una puerta abierta para la esperanza; una posibilidad de resucitar las negociaciones es el aparente propósito de Donald Trump por reactivar el acuerdo, al igual que lo es la manifestación del interés del Papa por aportar su intermediación y promover los esfuerzos de paz en la visita que realizará en los próximos meses. Tenue esperanza, porque no creo que ninguna intervención pueda funcionar si no hay, por una parte, un verdadero convencimiento de los dos pueblos de que hay que dejar el miedo a un lado para afrontar una nueva página de la historia, y por otra parte, un verdadero empuje internacional para convencer a Israel de la necesidad de lograr una paz definitiva con el pueblo palestino.
"Dos Estados, una esperanza: en contra de 50 años de ocupación", era el lema de la última manifestación que llenaba las calles de Tel Aviv, reuniendo a miles de israelíes. Una concentración de gente que quería mostrar su oposición a la ocupación y un apoyo a la solución de los dos estados para dos pueblos.
Parece que Trump, felizmente, no va a cumplir con la promesa que hizo en campaña electoral de trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén. Dentro de su incomprensible y general proceder político, parece que todavía le queda un halo de prudencia, entendiendo que el equilibrio en Oriente Medio pende de un hilo muy fino, y que el cuestionamiento de cualquier elemento puede quebrar ese equilibrio, con unas consecuencias muy graves para todos los ciudadanos del área.
Son muchos los elementos a considerar en una posible solución: la verdadera voluntad, primeramente, tanto por parte de Israel como de Palestina, de dar con una salida real y sincera a este prolongado conflicto; pero el equilibrio entre la Realpolitik y la defensa de los Derechos Humanos es una cuestión, una incógnita, de una complicada ecuación que la política internacional va a tener que resolver.





jueves, 1 de junio de 2017

¡Las analíticas no engañan!
Tengo un amigo que tiene la curiosa habilidad de interpretar a su conveniencia las recomendaciones que le hace su médico, de manera que, casualmente, su dieta y modo de vida, no necesariamente saludables, siempre encajan perfectamente con ellas. De la misma manera, también hay presidentes de Gobierno que llegan a asegurar que “España va bien” o que “Hoy podemos decir que hemos superado esta prueba”, pese a que las analíticas indiquen parámetros preocupantes. Rajoy es un ejemplo de lo que acabo de comentar.
El pasado 16 de noviembre, la Comisión Europea decidió realizar un examen exhaustivo a España, además de a otros Estados Miembros de la Unión Europea, para estudiar su crecimiento y su situación económica. Como consecuencia, el Consejo de la Unión ha realizado una serie de advertencias, algunas de los cuales considero que deben ser tenidas en cuenta.
En materia de empleo, aun a pesar que se han creado puestos de trabajo, esto no puede ocultar que el paro sigue siendo muy elevado; de hecho, es uno de los más altos de la Unión Europea, en especial entre los jóvenes. También es un dato relevante que la mitad de los desempleados lleve en paro más de un año. En otro orden de cosas, el informe recuerda que el endeudamiento de los hogares se mantiene en un nivel elevado. Dato preocupante.
Por si fuera poco, el Estado español presenta uno de los porcentajes más elevados de empleo temporal de la UE; muchos de sus contratos son de muy corta duración y los índices de transición de contratos temporales a indefinidos son muy bajos en comparación con la media de la Unión. Por lógica, esa transitoriedad afecta negativamente a la formación en el puesto de trabajo, a la productividad, a las condiciones laborales…
Tal vez esta sea una de las razones de otro de los déficits señalados por el informe, que advierte de los malos resultados en materia de innovación, con unos datos que se sitúan incluso por debajo del nivel de hace diez años. No ayudará, sin duda, el hecho de que la tasa de abandono escolar prematuro siga siendo uno de los más elevados de la Unión Europea, con récord histórico incluido en 2016. 
Es decir, como pueden observar, un diagnóstico complicado y difícil de gestionar; no hay motivo para que el Gobierno del Partido Popular sea autocomplaciente.
Cierta vez, escuché que no hay nada más absurdo que engañar a tu propio médico, básicamente, porque solo sirve para dificultar que este te pueda ayudar; sin embargo, creo que sí que hay algo más absurdo aún, y es que cuando el médico te diagnostica tus problemas, pretendas engañarte a ti mismo.


lunes, 29 de mayo de 2017


Aintza, bere izenari


Gaur bezalako egun batean, 1953an, historian lehen aldiz gizaki batek Everest mendiaren gailurra zapaldu zuen. Balentria hau betirako geratuko da lotuta Edmund Hillaryren izenarekin, nahiz eta Zelanda Berrikoarekin batera Tenzing Norgay Nepalgo sherpa ere heldu zen lurreko mendirik garaienaren tontorreraino. 

Gertaera historiko hau dakart lerrootaraino oraintsu Pablo Iglesiasek adierazitako baieztapen baten harira; Podemoseko buruzagiaren esanetan, eurak izan dira «Football Leaks delakoaren inguruan Kongresuan galdetu duen Talde Parlamentario bakarra»; La Sextaren arabera, hau gezurra da,  ERC, Ciudadanos eta PDeCat alderdiek ere futbol jokalariek egindako ustezko delituengatik galdetu dutelako Behe Ganberan. Antza denez, ahaztu egin zaie nik ere beste horrenbeste egin nuela, nahiz eta Goi Ganberan izan; Iglesiasek baino aste bete lehenago, gainera.

Izan ere, Estatuko politikaren egungo egoerak balentria ausart haiek mendebaldeko gizarteko konkistatzaile handien izenekin bataiatzen zireneko aspaldiko garaiak ekarri didate gogora, beste jatorri batzuetako laguntzaileak ezkutuan geratzen ziren bitartean. Eta horixe gogoratu dit, gaur egun lau alderdi politiko nagusien ekimenak baino ez direlako kontuan hartzen, besteak konpartsa hutsa bagina bezala utziz. Eta ez naiz ari bakarrik komunikabideek ematen dieten tratu bereziagatik; urrutira joan gabe, duela aste bi EuroCitizens Elkarteko lehendakariordeak Brexitaren inguruan «laurekin» hitz egin zuela onartu zigun, lasai asko, Europako Batasuneko Batzorde Mistoan Taldeetako ordezkarioi azalpenak ematerakoan. 

Ez ditut zalantzan jarriko Sir Edmund Hillaryren merituak Everesten (mendebaldeko beste izen bat  Chomolungma edo Deodungha mendia bataiatzeko), baina justuak izateko onartu beharrekoa da, ez bakarrik berak eta Tenzing Norgayk balentria horretako heroi parekideak izan zirela (espedizio hartako sustatzaileek goraipatu zutenez), baizik eta, seguruenik, batak bestearen laguntzarik gabe ez zuketela inondik inora gauzatuko. 

64 urte geroago, oraindik ikusten dugu, bere izenaren aintzarako, mendian gora lanean aritu diren eta aritzen diren hainbeste gizon-emakumeren lana aitortu gabe gailurrera heldu nahi duenik badagoela. 

miércoles, 24 de mayo de 2017

Muerte en el mar




Hoy los medios de comunicación nos informan sobre una nueva tragedia que ocurrió ayer frente a la costa libia; al menos 34 migrantes entre los que se encontraba una decena de niños, murieron ahogados, en ese intento de huida de un infiermo en el que vivien a diario.
Soy un niño, no una amenaza. Así titula Naciones Unidas el informe que presentó el pasado miércoles en el que alertaba del cada vez mayor número de menores que emprenden solos el dramático viaje hacia la esperanza de una vida mejor en Occidente, 300.000 entre 2015 y 2016. Esta es sólo la cifra oficial, lo que nos hace imaginar el sobrecogedor número real de niños,  cuántos de ellos ahora en manos de mafias y traficantes de seres humanos, que viajan sin la protección y los cuidados de su familia. Y no están lejos, hablamos de Europa, de nuestra región mediterránea, el informe nos advierte de que el  92 por ciento de los menores que llegaron a Italia por mar el pasado año estaban solos.
Son más que un número, hemos visto tantas veces sus imágenes, hemos leído en tantas ocasiones sus historias que es imposible  silenciar su sufrimiento y fingir nuestro desconocimiento. Aunque quisiéramos negarlo, forman parte ya de nuestra compleja realidad, tenemos en nuestras retinas su rostro, en nuestra conciencia su desamparo y en nuestras manos su destino.
Debemos actuar con apremio para poner fin a la tragedia, porque nunca podremos decir que lo que es inaceptable para nuestros hijos puede parecernos justo para los que vienen de fuera.
No nos podemos escudar en una falta de recursos, ni de capacidades, nuestra inacción solo podría explicarse con una total ausencia de voluntad política. Es indispensable un inmediato cambio de actitud por parte de todos.
La Convención de los Derechos del Niño nos obliga a la protección de cada niña y de cada niño en cualquier rincón del mundo, con independencia del lugar en el que haya nacido pues como bien reconoce en su preámbulo, es imposible que exista justicia si no hay un reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales de todos los miembros de la familia humana y especifica.
Necesitamos propuestas de largo alcance para afrontar este desafío que está aquí para quedarse.Puede ser cierto que  la crisis humanitaria de Siria, seis años de guerra, con 11 millones de desplazados, más de la mitad de su población, con necesidad esencial de protección y de asistencia inmediata, es la que ha puesto sobre el tapete internacional la obligación de situar el problema migratorio entre las prioridades más urgentes no solo de los organismos multilaterales sino de todos los gobiernos.Pero este no es un asunto coyuntural, cuando se cierre el capítulo de La guerra de Siria se acabará todo.No, esto es un desafío estructural, que reclama un cambio en nuestras políticas,en nuestras sociedades, en nuestras mentes y en nuestros corazones. Podemos asumirlo, redefinir nuestras prioridades y resolverlo de una manera ordenada y desde el enfoque de los derechos y la igualdad, o podemos mirar hacia otro lado y esperar a que la situación nos desborde y nos veamos incapaces de gestionarlo derivando en un caos que afectará a las regiones más vulnerables, pero también impactará de modo negativo en nuestras sociedades.
Más allá de la gestión de la crisis humanitaria del presente, que con más o menos voluntad política deberíamos poder solucionar, son las obscenas desigualdades de la miseria extrema frente a nuestra opulencia creciente que de no transformarlas en autonomía y dignidad a medio y largo plazo extenderán un panorama dramático de desequilibrios y pobreza sin solución.
Unicef denuncia que la mitad de los refugiados del mundo son niños. Las barreras físicas o legales que les pongamos para llegar a nuestros países incrementarán los riesgos de su penoso viaje pero nunca les podrán disuadir de su desesperación.Los muros y los impedimentos serán tan crueles como inefectivos. Porque su angustia y su justa convicción de que merecen un futuro mejor les empujara a continuar atravesando desiertos, cruzando mares y desafiando montañas para alcanzar esa tierra en la que confían encontrar una vida de dignidad y oportunidades.

sábado, 20 de mayo de 2017

Educación con mayúsculas

VISIÓN DE UNA EDUCACIÓN CON MAYÚSCULAS.

El pasado martes se produjo la coincidencia de dos cuestiones que mi mente ha enlazado de inmediato. La primera relacionada con mi agenda de trabajo, un encuentro anual que los representantes de los grupos parlamentarios mantenemos en Madrid con los máximos responsables de varias empresaslsegunda fue la convocatoria de lhuelga en los centros educativos públicos en Euskadi.
Me sorprendió en  positivo el interés y preocupación por la educación mostrado por  los  empresarios: como sociedad seremos lo que queramos ser, siempre y cuando mantengamos clara la apuesta colectiva por la inversión educativa. De la misma forma me sorprendió, en  negativo, la convocatoria de una segunda huelga en lo que va de año en los centros de enseñanza públicos vascos. No ha habido convocatoria en las Ikastolas ni en los centros concertados, a pesar de que todos, públicos o privados, dependen del mismo paraguas legislativo.
La sorpresa negativa se acrecienta al revisar las razones sindicales para convocar esta huelga tan lesiva para las familias en su conjunto en un momento tan delicado como el final de curso. Es incomprensible que los sindicatos ELA y LAB utilicen como ariete contra el Gobierno Vasco la reivindicación de la retirada de la LOMCE, sabiendo como saben que se trata de una Ley impuesta por el Gobierno Español del PP con su mayoría absoluta
Es incomprensible que los sindicatos carguen contra las instituciones vascas cuando han sido estas las que han presentado un recurso contra la LOMCE ante el Tribunal Constitucional por invasión competencial. No tiene lógica  que los sindicatos vascos convoquen una huelga que lo único que consigue es debilitar el sistema educativo vasco cuando son, precisamente, las instituciones vascas las que están actuando ante los Tribunales para tratar de evitar la aplicación de esta Ley en Euskadi.
Creo que los sindicatos deberían reflexionar porque en lugar de inquietar al causante del problema, están perjudicando a quien lo sufre y trata de evitarlo. El único resultado de la huelga es un perjuicio al alumnado vasco que pierde una jornada lectiva, los docentes que van mermados sus ingresos y los padres y madres que no acaban de entender esta actitud sindical.
Lo dicho en relación a la LOMCE es de aplicación  también a las “tasas de reposición”, porque los sindicatos conocen esta limitación legal. Saben que el Gobierno Vasco ha comprometido 3.000 nuevas plazas en Ofertas Públicas de Empleo en educación pública esta legislatura. Esto representa un gran esfuerzo económico del conjunto de la sociedad para mejorar las condiciones laborales y la estabilidad de los trabajadores de la enseñanza pública. Saben que tanto el Gobierno Vasco, como nuestro grupo parlamentario en Madrid, ha insistido una y otra vez en la necesidad de que el Gobierno Español amplíe las tasas de reposición” y saben que, si se logra, el Gobierno Vasco ampliará las convocatorias de empleo público. 
Tenemos que seguir trabajando con los diferentes sectores de la comunidad educativa, pero no es de recibo que ELA y LAB planteen poner en riesgo la seguridad jurídica en la educación pública. Conocen mejor que nadie el marco legal y no pueden actuar castigando a la educación pública vasca cuando saben que el origen de las limitaciones no se encuentra en Euskadi
Algo similar ocurre con el modelo lingüístico. Sorprende escuchar a los sindicatos alzar la voz en relación a esta cuestión, cuando saben que es planteada y es nuclear de cara la futura Ley Vasca de Educación. Es paradójico  que pretendan focalizar este debate única y exclusivamente en el ámbito de la enseñanza pública, como si en el resto de centros la política lingüística no fuera relevante. Incomprensible.
Sorprende que cuestiones negociadas en el ámbito del Acuerdo Regulador de condiciones laborales se utilicen ahora por los sindicatos como motivo para convocar la huelga. En Euskadi, las condiciones laborales del profesorado en la enseñanza pública son mejores que en la enseñanza concertada. El profesorado de la enseñanza pública cumple con un horario lectivo tres horas semanales inferior al que exige la normativa estatal. Lo mismo ocurre con el número de alumnas y alumnos por aula, en Euskadi es el más bajo del Estado.
Reitero mi incomprensión: los sindicatos saben que el profesorado de la enseñanza pública en Euskadi cuenta con mejores condiciones laborales, tiene menos horas lectivas que lo establecido por la normativa del Estado y que el ratio por aula es el más bajo del Estado. A pesar de todoconvocan una huelga en la enseñanza pública, precisamente donde las condiciones son mejores. Se produce la paradoja de una convocatoria sindical en el sector que goza de mejor situación. Incomprensible.
Termino con una visión positiva sobre el futuro de la educación en general y la educación pública vasca en particular. Estoy convencido de que la calidad de la educación no vendrá de las leyes, reglamentos o directivas que se aprueben, tampoco de las huelgas y las falsas razones para convocarlas. El futuro de la educación está en manos de las y los profesionales en colaboración con el conjunto de la comunidad escolar, compartiendo el compromiso de llevar  de la mano al alumnado en el proceso integral educativoEsta es la visión de futuro de la educación con mayúsculas en la que confío plenamente.